Lovecraft en Penguin Horror Series (1)

The Tomb, Beyond the Wall of Sleep y The Temple

Reconozco no ser el fan número uno de Lovecraft, es más, pienso que en México, por lo menos, está sobrevalorado. Muchas de sus historias carecen de conflicto, desenlace y resolución.
Me extiendo.
No afirmo que el escritor de Nueva Inglaterra esté sobrevalorado por su aportación a la literatura, mucho menos por la creación de la weird fantasy, sino por la falta de argumento y desarrollo de personajes en muchas de sus historias.

El caso es que mi hijo compró el libro de la colección Penguin Horror de Lovecraft. Gran edición, por cierto, ahí les puse unas fotos. Está bien cuidada en los detalles, tiene una introducción de Guillermo del Toro y un prólogo y notas al pie del academico S. T. Joshi.

El volumen se titula The Thing in the Doorstep and Other Horror Stories. Me llamaron la atención algunos de los relatos cortos con que inicia el libro y los comento en una serie de posts.

Photo on 5-8-18 at 21.50

The Tomb
Con esta historia recordé por qué me aburre Lovecraft. Definitivamente no apta para quien lo lee por vez primera ya que garantiza aburrimiento.
Contada en primera persona desde un manicomio, el relato nos adelanta el desenlace en el segundo párrafo, por lo que pierde la atención del lector. Después de una página para plantear el relato y exponer la situación anterior, Jervas Dudley narra en las siguientes cuatro largas páginas su obsesión por una tumba. Obsesión que pudo haber sido narrada en un párrafo. Luego, Lovecraft se avienta un poema de una página que no aporta nada al argumento ni a la tensión.

Si te gusta el misterio, el terror y Lovecraft sáltate esta historia.
¿El final? El tipo acaba en un manicomio —como él mismo anunció al inicio— debido a una posesión psíquica que no espanta a nadie.

Beyond the Wall of Sleep
Acá ya mejora la cosa. Beyond the Wall of Sleep (BWS) escrito en 1917, sin duda la semilla para El Inmortal de Jorge Luis Borges —análisis que valdría la pena realizar—.
Al igual que en The Tomb, BWS es el relato desde el manicomio, pero esta vez nos habla un médico, cuyo nombre no se indica.

El médico narra el caso de Joe Slater, hombre caucásico traído por la policía a la institución psicopática (psychopathic institution) (14) y calificado como peligroso. No se sabe nada de él y por su decadente estado de dientes y frente amplia, el médico general de la institución lo identifica de unos 40 años (15). Slater es un montañés, un hilly-billy, un hombre sin educación y sin moral y con un status mental inferior al de un nativo americano, todo esto según Lovecraft. Salter, un vagabundo, trampero, cazador, ignorante tiene una serie de sueños que le espantan y dejan perplejo y de los cuales aprende experiencias y expresiones que no podría haber aprendido de otra manera. Pareciera al ojos del médico, que Slater es poseído en sus sueños por una entidad con capacidad intelectual superior, dice el narrador: “de una estructura etérea que no parece ser de forma humana” (19). Esta estructura etérea es calificada como la cosa (thing) (19) por el médico y su carácter intelectual superior así como su conocimiento del espacio exterior es definitivo. El médico decide conectar a Salter a un aparato de su invención que intento utilizar para contactos de telepatía. Mediante éste, el médico se pone en contacto con la entidad luminosa (22) que habita en la mente de Slater y a través de música e imágenes averigua que es una entidad intelectualmente superior de otro mundo que vive en la mente del pobre montañés y para quien su anfitrión humano es físicamente inapto e intelectualmente inferior para comprender y aprender algo de un ser etéreo cósmico que finalmente queda libre al morir Slater.

Photo on 5-8-18 at 21.50 #2.jpg

The Temple
Esta es superior en el desarrollo del personaje y la tensión. Definitivamente la inspiración de varios de los relatos borgianos más importantes y sin duda de Tlön, Uqbar, Orbis Tertius.

De inicio, Lovecraft indica que este es un manuscrito hallado en la costa de Yucatán, lo que le pone un hálito de realismo y misterio. Arranca con la descripción precisa por parte de Karl Heinrich, Graf von Altberg-Ehrenstein, Teniente-Comandante de la Armada Imperial Alemana a cargo del submarino U-29 sobre su condición, la de su nave y la de su tripulación.

Karl Heinrich, se desarrolla al mismo tiempo que la descripción del escenario, una ciudad hundida dominada por un magnanimo templo y quizá más antigua que la cultura griega, hecho que provoca una tensión en el subargumento. La tripulación bajo las órdenes de Karl Heinrich pierde la cordura conforme el viaje se prolonga y desde que rescatan en alta mar a un hombre que llevaba en el bolsillo una cabeza de marfil coronada con laurel. Varios marinos se amotinan y el Teniente-Comandante debe matar a algunos. El submarino sufre una avería y se precipita al fondo del océano, encalla en la que fue la plaza central de aquella ciudad perteneciente a una civilización perdida y Karl Heinrich decide salir a investigar y adentrarse en el templo con la poca bateria que le queda.

Sin duda, este relato hay que leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s