El asesino de Banconi, ¿novela africana?

Compré esta novela en la feria del libro de Toluca llamada #FILEM. Me costó 50 pesos, como US$2.50. La compré por dos jamases. El primero es que jamás había ni leído una novela de detectives de un escritor africano. El segundo es que jamás he leído una novela que suceda en Bamako, la capital de Malí. Para que se den un quemón, está es la avenida principal del país:

bamako-city.jpg

Y así se ve Bamako desde el horizonte con su único rascacielos, perteneciente al Banco Central, by the way:
Central-Bank-BCEAO-Bamako.jpg

Así las cosas y ya con un setting atractivo de fondo, ¿qué tal resolver tres crímenes en el barrio de Banconi de esta ciudad?

La neta me pareció interesante. Comencé a leer a Moussa Konaté, un inmigrante malinés en Francia, periodista y escritor que fue traducido y publicado al español por la editorial Almuzara en su colección “Tapa negra”.

Konaté abre con un capítulo espectacular que te clava y engancha, hay que reconocerlo. Pero en los capítulos 3 a 5 la novela es confusa, falta claridad y por un momento dudé que caso íbamos a resolver.Ya para los capítulos 4 y 5 la cosa está clara. El comisario Habib y su ayudante el inspector Sosso deben resolver el caso de envenenamiento de tres personas por cianuro en las letrinas del barrio de Banconi.

El problema es que Habib es Sherlock y Sosso es Watson. No los de Connan Doyle, si no los caricaturizados en las películas, Habib sabe todo y Sosso es un chavo imberbe, un ayudante, un sidekick cualquiera que no marca la diferencia. Así conocemos a los personajes de los detectives y así se quedan hasta el final, planos, planos. Por su parte el villano, crece y crece. De alguna forma forma, el malo cae mejor que los buenos, un tal Ladji Sylla.

Quizá se deba a la traducción, no lo sé. Hay varias notas del traductor, pero ninguna es útil, por otro lado quedan dudas sobre la ciudad y las costumbres. Cositas donde se hubiera agradecido al traductor una explicación, por ejemplo, saber que chingaos es un marabú. ¿Alguien sabe?

El caso y la situación es interesante y se desenreda poco a poco. Pero Habib actúa como si fuera un detective de la NYPD, no se enfrenta a barreras burocráticas, solo a una competencia nimia de la policía política, y no hay corrupción ni folclor evidente. Habib y Sosso resuelven el caso como si estuvieran en las calles de San Francisco.

Obra interesante sin más, pero no me atrevo a decir que se trate de literatura africana.

Photo on 8-31-17 at 20.41 #2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s