Brama de David Miklos, novela breve

Una novela breve catalogada cómo erótica, este último apelativo todavía difícil de digerir. ¿Tres o cuatro escenas sexuales hacen una novela erótica? ¿La relación sexual de dos hermanos con una solo mujer hace a una novela erótica? ¿La descripción del cuerpo de su madre por uno de los personajes hace a la novela erótica? Si se responde que sí, a las tres preguntas, estamos ante una novela erótica, de lo contrario, es solo una novela breve.

Yo no diría que es erótica, pero los editores de Tusquets piensan que el erotismo, el sexo, vende más. Así catalogaron a la novela. Si los editores de Tusquets publicaran a Bukowski hoy, lo venderían como erótico en tapas rosas con fotos de una mujer en posiciones sugerentes.

Pero dejo de lado los micromachismos de los colores y de la foto de portada.

28670271.jpg
Brama es una novela posmoderna y entretenida, no encontraremos una propuesta novedosa ni original, pero sí encontraremos una claridad narrativa y una técnica depurada para contar un una novela corta a siete voces, siete voces distintas y que no necesariamente se complementan. La novela funda su forma y fondo debido a estas siete voces y siete puntos de vista.
Brama inicia en extrema res, por el final, con una casa deshabitada, abandonada. Este final es narrado por la propia casa, una voz fría, sin sentimientos y un español bastante educado. Lo cuál es adecuado, pero no engancha. Si se soportan las primeras seis páginas, el resto de la novela le deparará más agilidad al lector. Es infortunado que la voz de la casa no sea interesante ni atractiva, utiliza vocabulario algo barroco y se refiera a la misma casa en tercera persona, como lo hacía Hugo Chávez y otros grandes líderes de pacotilla. Además, pregunta cuestiones que evidentemente conoce por ser la casa, pero no responde “¿Qué hay allá afuera, al otro lado?” (17). En ese sentido, como narradora la casa es incoherente. Parece que quizá el narrador iba a ser otra entidad y al final el autor decidió que la casa hablara.

Enseguida entra como narrador András con un flashback, seguido de Béla que retoma el flashback desde el más allá. Luego hablan las mujeres Milena, Marina y los padres de András y Béla llamados Tibor y Moira. Quizá este relato, esta penúltima parte es la mejor lograda. Al final, regresamos a la voz de la casa que cierra la novela para contar algo que el resto de personajes no pudo hacer.

Si les late, pueden comprarla aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s