Dunkerque de C. Nolan

Sin duda la mejor película del director Christopher Nolan.
Dunkirk o Dunkerque tiene tres características que la diferencian del estándar hollywoodense: filmada en tres pistas, carencia de protagonista y temporalidad desfasada.
En primer lugar, la forma. Dunkerque está filmada en tres planos, tres escenarios distintos: el cielo, el mar y la playa. Veremos tres escenarios que en realidad son el mismo espacio en tres niveles. No todo sucede en un lugar, pero sí en el mismo espacio. Filme postmoderno, pues.
Dunkerque_13334.jpg
La segunda característica es de fondo y forma. Contra la regla no escrita número dos de Hollywood —la primera es la curva dramática—, aquí no existe un protagonista, no hay un héroe, no hay individuo que nos salve y salve al mundo. Quizá por esta razón, un motivo de guión, de carencia de personaje principal, no gane ningún Oscar. El protagonista son los miles de soldados que se deben rescatar y esa multitud, esa masa, se mueve gracias a otros cientos de individuos que vemos pasar a lo largo del filme. En ese sentido, no parece ser una película gringa, es sin duda, europea, colectiva, comunitaria, cooperativa.
dunkerque-dunkirk-resena_opt2_.jpg
Tercera característica: la temporalidad. Si el espacio no es el mismo para todos tampoco lo es el tiempo. Los eventos en mar, cielo y tierra suceden en tres tiempos distintos, no son simultáneos, solo unos minutos los separan, pero los suficientes para darle una textura especial a la película y disfrutar las escenas solo para darte cuenta que tal o cual situación ya había pasado. Lejos de su película Interestelar donde la temporalidad de años movía a la reflexión sobre lo que somos como personas, en este caso la temporalidad define al argumento y no al personaje.

28jul17_cultura_notasecph03_1501183619.jpg

Visualmente, el filme tiene un arranque espectacular en las calles de Dunkerque. La fotografía de Hoyte van Hoytema, muy capaz de llevarse la estatuilla a la mejor fotografía, no deja de asombrar mientras avanza la película por tierra, mar y cielo. Debe de disfrutarse en el cine, de lo contrario, puede perderse el sentido de la distancia y la inmensidad de la multitud y de la necesidad de escapar una distancia que no es tan larga, la del canal de la Mancha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s