Cristo contra Epicuro

De regalo de Año Nuevo les dejo una breve reflexión sobre Epicuro.

Tanto miedo tenían la iglesia católica y Constantino al griego que se ordenó incendiar su obra y por si eso no fuera poco, se mandó escribir medio centenar de obras firmadas por Epicuro donde se le caricaturizaba.

Pero como la verdad siempre prevalece y hace libres a los hombres, conocemos la doctrina de Epicuro gracias a Diogenes Laercio, Cicerón y Séneca.
Atenas-Acropolis.jpg

¿Por qué la iglesia le teme a Epicuro?
Los epicureanos deben traer siempre consigo un pergamino escrito con el Tetrafarmakón y leerlo cada vez que lo consideren necesario. Aquí sus cuatro recetas para ser feliz:

1) No temer a Dios. (Dios es perfecto y feliz, no puede ser molestado y nunca va a enojarse por las pendejadas que hagas).  
2) No temer a la muerte. (Lo bueno y lo malo se perciben por los sentidos, cuando mueres ya no tienes sentidos).
3) Lo bueno es fácil de obtener. (Si haces las cosas bien, te irá bien).
4) Lo doloroso es soportable. (Ningún dolor es tan fuerte ni constante para no dejarte disfrutar la vida).

Epicuro fundó El Jardín en 323 aea (antes de la era actual), así que cuando Pablo de Tarso quiso evangelizar a estoicos y epicureanos estos ya tenían más de 300 años dominando el pensamiento occidental.

Las palabras de Paulo de Tarso a estoicos y epicureanos que se encuentran en el evangelio Actas 17 (16-34) denotan que el santo no tenía idea de la filosofía griegas y se lanza contra ellos como Testigo de Jehova en madrugada de domingo en domicilio juárista.

Pablo llega a Atenas, sermonea y dice que no deben adorar dioses adentro de los templos Actas 17:24 —aunque esto parece que se les olvidó a los cristianos—. Pablo no sabe que los griegos asistían a los templos para que los oráculos les leyeran la suerte con visceras de ave y que no iban todos a adorar dioses. Pablo les advierte que Dios no es oro en Actas 17:29, algo que los griegos nunca dijeron y que los Papas olvidarían muy pronto. Los atenienses no entienden a Pablo y, angustiado, dice que somos hijos de Dios, tal y como afirman los poetas griegos (Actas 17:28). De seguro Pablo escuchó la Iliada, pero no sabía que para el griego común los dioses pertenecen a la poesía y no creían en ellos como trasgresores de la humanidad desde hacía 500 años gracias a Xenofonte.

Al final, desesperado, Pablo dice que los muertos resucitarán (17:34). Una oferta atractiva que no existía en el pensamiento griego. La gente le pide a Pablo que abunde sobre la resurrección de los muertos, pero Pablo no explica más. Aún así, el debate que no ganó Pablo con palabras, lo ganarán los cristianos a sangre y fuego.

Amén y feliz año 2017.

Anuncios

2 comentarios en “Cristo contra Epicuro

  1. ¡Qué manera de cerrar la entrada!

    La imagen empalaga por sublime: “Aún así, el debate que no ganó Pablo con palabras, lo ganarán los cristianos a sangre y fuego.”

    Y el remate: “Amén y feliz año 2017.” Después de la anterior, caray, qué inspirador.

    Gracias por buenos deseos. Retomemos a le epicureos.

    Me gusta

  2. Si digo que una de las filosofías por las que intento guiarme es la hedonista (y, evidentemente, la propugnada por Epicuro, no la imagen que muchos tienen del hedonismo decadente), y que Epicuro es uno de los pocos filósofos griegos que me merecen respeto, creo que ya he dicho todo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s